El mundo y su destrucción (Rima XI)

Con cada bocado,
arden las palabras.
Resuenan fuerte,
los relámpagos.
Oscuridad y luz.
Siempre de la mano.
El mundo y su destrucción.

Con cada latido,
aletean los motivos.
Resuenan fuerte,
los ecos del sonido.
O al menos,
suenan, en el pozo del corazón.
El mundo y su destrucción.

Con cada sonrisa,
aire llega y me acaricia.
Recuerdo el sol de verano,
los pájaros, el páramo.
Olvido al olvido,
sobrevivo porque en ti vivo.
Tu y yo.
El mundo y su destrucción.

Adrián Abeal Adham

2 Comentarios

  1. por xplorador publicado el 04/10/2010  01:06 Responder

    Me gusta. Es ligero y grácil, como una mariposa. Es emotivo y expresivo sin ser sobrecargado.Me gustan también las imágenes que utilizas, me hacen pensar en una historia de amor de verano.

    • por acubo publicado el 06/10/2010  23:27 Responder

      Es más o menos lo que buscaba, y tampoco me gusta mucho sobrecargar la poesía, sobre todo cuando no es necesario, verdad?
      Gracias por el comentario! Espero leer pronto algo tuyo!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada