En Granada

Junto al recoveco de tu cabeza en mi almohada,
Dediqué mi canción a tu sonrisa
Y te seguí allí donde te llevó la brisa.
Junto aquella casa cercana a Granada.

Jugué a buscarte a una mujer amada,
Que fuera capaz de ser solo tu artemisa
A la que escribir posado en tu cornisa
A la que nunca dejarías allí tirada.

Frente a mi mundo se encuentra solo tu vida.
Tu efluvio es claramente abastecedor,
Tu sonrisa deja mi mirada aturdida.

Dibujando elipses perfectas a tu alrededor,
No pude contener aquel sentimiento homicida.
Y fui yo de tu corazón el único tejedor.

Últimas publicaciones de bastienysasha (ver todo)

1 Comentario

  1. por bastienysasha publicado el 14/11/2010  14:05 Responder

    Para que el que lo lea sepa de qué va.

    Como bien podéis ver, se trata de un soneto alejandrino y con rima consonante,(no tengo que deciros lo difícil que resulta una estructura de tales características)

    En parte lo he hecho porque me apetecía, en parte para demostrar a los que comentaron en mi anterior poema, Sé, que también sé realizar estructuras más complejas.

    Expresa los sentimientos de un chico que está enamorado de otro que se encuentra en Granada, y, para no perderle, decide buscarle a una mujer, Artemisa, que como bien sabéis a los que os guste la mitología, es la hermana melliza de Apolo, ambos dioses de la antigua Grecia, la cual destaca por ser virgen y para algunos lesbiana.

    Espero que, con esta humilde interpretación, os haya ayudado a comprender mejor mi soneto,..

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada