El que soñaba sentado.


Veo al cielo, esperanzado, creyendo que de este algo va a aparecer, cambiando mi vida completamente, lo repito, miro al cielo esperanzado, pero fiel a la realidad, por que se que lo único que veré serán estrellas, planetas, nubes, aves y objetos de dudosa procedencia.

 

Es otro día, y por hoy he dejado la realidad de lado, quiero, quiero y deseo con tanta fuerza que algo ocurra que me tiembla todo el cuerpo, tal vez mi esperanza de que la fantasía supere a la realidad es tan grande que mi cuerpo no logra contener dicha emoción, pero… solo veo nubes y un radiante sol.

 

Hoy según el cuerpo medico se da inicio a mi última semana de vida, ellos aseguran que el dolor será insoportable, y que la única solución es que me despida de mis familiares y seres queridos y me den la eutanasia, pero he dicho que no, mientras pueda soñar todo será posible, por que para mi, mis sueños me han mantenido vivo estos 18 años, si no fuera por que creyera en que mi vida va a cambiar, me dejaría morir, ¡pero se! Que en algún lugar fuera de este planeta o escondido en este esta la solución de mi problema, lo se, tengo esperanza.

 

He pasado la semana en la cual se decidiría mi muerte, el día de hoy nadie me dirigí la palabra, fue una semana dolorosa, llore cinco de los seis días, pero logre superar la expectación, voy a vivir, eso me alegra, el dolor se esta yendo, algo debe de estar ayudándome… algo debe de estar haciendo algo por mi, por que o si no, ya estaría muerto… tengo sueño, creo que por hoy basta de sueños.

 

Ah, el cielo se ve diferente, es amarillo, nunca el cielo había estado de ese color, un momento… estoy desnudo y no estoy en el cuarto del hospital, ¿Qué ocurre? Ya se ese algo ha venido por mí…

 

_ “¿Por qué me llamas algo si te he dado la vida? ¿Por qué sueñas una realidad que yo no te he dado? Y ¿por que nunca fuiste capaz de levantarte para construir tu sueño, en vez de lamentarte en cada momento, esperando un milagro?”

 

“una torre de luz, ¿tu eres mi salvador, el que curara, el que me llevara de este asco de planeta?”

 

_ “aun no me has respondido y te atreves a preguntar”.

 

“siento ofenderlo o ofenderla pero ¿Qué ocurre?”

 

_ “no eres capaz de razonar, entonces responderé yo primero, no soy tu salvador, no soy quien te curara, ni tampoco el que te llevara de este hermoso planeta y lo que te ocurre es que estas muerto, moriste hace tres minutos, quince minutos, luego de que te quedaras dormido, ahora tu respóndeme ¿Por qué me llamas algo si te he dado la vida? ¿Por qué sueñas una realidad que yo no te he dado? Y ¿por que nunca fuiste capaz de levantarte para construir tu sueño, en vez de lamentarte en cada momento, esperando un milagro?”

 

“estoy muerto… no lo puedo creer, ¿Qué eres tu?”

 

_ “veo que no quieres entender, esta bien por mi, solo tenia un poco de curiosidad… solo eso, te dejo en manos de tu juez. Adiós.”

 

“espera torre de luz respóndeme… por favor, respóndeme.”

 

_ “no fuiste capaz de buscar tu sueño, siempre esperaste sentado a que otro ser construyera tu vida, eso es inaceptable, comprendí tu enfermedad, pero como yo te cree y te hice pasar por ella le cree una cura, y era la de levantarte y buscar tu sueño, no el de soñar sentado, por la enfermedad no afectaba a tus piernas, así que no vuelvas a esperar un milagro de nadie, por que los que crean los milagros son los hombres de completa fe en si mismos, que son capaces de ver sus defectos y aciertos, y también de ponerse de pie cuando son derrivados, como también de caminar en busca de un lugar mas placentero ,o mejor aun, construir un lugar con sus propias manos… te digo esto, y espero que lo recuerdes en tu próxima vida… “tu soñaste, pero nunca te levantaste, nunca quisiste construir tu sueño, siempre quisiste que te lo regalaran, en esta vida nada es un obsequio, tus llantos siempre me llegaron pero nunca los comprendí, te acepto como hijo, pero como padre te digo vive tu próxima vida con toda la fe que puedas en construir tu sueño.”

 

“ah… entonces ahora es un Adiós”

 

_ “no, las cosas cambiaron es un hasta pronto.”

 

“bien… recordare esto con toda la fe que tengo, pero déjame pedirte un ultimo favor torre de luz”

 

_ “dime”

 

“hazme la vida lo más difícil que puedas”

 

_ “de acuerdo… hasta pronto hijo”

 

 

 

Fin.

Últimas publicaciones de FedKrazos (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada