Rima XXVIII. Otra vez

Dije que no volvería,
y volví.

Juré ante santos,
que nunca jamás.
Y el jamás,
se perdió,
para jamás
volver a ser,
una palabra
que significase algo.
Aprendí,
y decidí,
dejarlo a un lado.
Apartarlo de mí.
Y volví.
¡Volví!
Tonto de mí.
Se volvió a apoderar
de mi cuerpo,
de mi ser,
para llenarme de nuevo.
Ya está aquí,
ya llegó.
Y nombrarlo,
me da terror.
Y si
fuera otra
la otra,
la cosa no sería tan mala.
Pero es ella,
la misma, la de siempre,
la que siempre me llama.

2 Comentarios

  1. por Yizeh publicado el 20/12/2011  15:25 Responder

    "Ya está aquí,
    ya llegó."
    Influencias de Vetusta Morla, eh? Jeje. Me gusta, me gusta

  2. por acubo publicado el 12/04/2012  22:45 Responder

    Exactamente. Jo, qué ganas tenía de volver por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada