Mi esencia y la tuya

Huelo a autobús y a metro, Khajine.

A autobús y a metro, te digo. Y te marchas.

A autobús y a metro.

No me quieras tanto, hijo mío,

no ames mis calles,

no me huelas más.

 

La vida huele a éxito, Khajine.

No a autobús y a metro.

No al traqueteo de mis viandantes,

de mis perdedores,

de mi sucedáneo de exitosos ases.

 

Huye de mis entrañas húmedas,

sudadas del ajetreo apestoso

de seres con futuro incierto.

¡Huye de mí! ¡Desaparece

de mis bastas y yermas calles!

Carentes de emociones, salvo el olvido.

 

No me digas más «te pienso»,

abandona mi esencia de autobús y metro,

Separa tu nariz de mi humo,

tus pies de mi asfalto.

¡Déjame y vete! Pero regresa, vuelve.

Vuelve o no seas Madrid jamás.

 

¿Acaso no serás el mismo?

Volverás a olerme, con otros ojos.

 

Afal Seguy, a Khajine. Julio de 2013

Fuente de la imagen

Afal Seguy

Poeta, principalmente. A veces escribo relatos. Nacido en Burdeos hace muchos o pocos años. Vivo en Madrid. Escribo para vivir.

Últimas publicaciones de Afal Seguy (ver todo)

1 Comentario

  1. por khajine publicado el 29/07/2013  21:14 Responder

    Quizá no quiera dejar de olerte, Afal Seguy.
    Quizá no quiera que la distancia sea aire,
    y que el aire sea humo
    y que el humo nos separe.

    Quizá no quiera ni que tu olor me impregne
    ni me abandone.
    Quizá lo único que quiero es quejarme y verte
    o no verte y echarte de menos.

    Quizá eres parte de ese Madrid que abandono
    de ese Madrid que quizá echaré de menos.
    De ese Madrid de hielo y lluvia,
    de ese Madrid de Sol y desierto.

    O quizá, seas quien compone ese Madrid con muchos otros
    y ese Madrid lo llevaré conmigo.
    Y lo llamaré Querétaro o Pekín o Londres,
    pero será el Madrid de mis amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada