El pez azul

Todos los días me acerco al lago que hay cerca de mi casa, a pescar. Cojo mi caña y espero a que piquen. Pero nunca hay suerte. Ni uno solo se atreve a tirar del manjar que les ofrezco siendo un beso mortal. Pero hoy es diferente, uno ha mordido el anzuelo. Recojo el sedal delicadamente y me encuentro con un pez azulado que me habla. Me concede un solo deseo si lo libero. Le he pedido la única cosa que me haría feliz y es que haya peces en el lago, que cerca de mi casa.

Últimas publicaciones de Mishka (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada