Asesinato dodecafónico en cinco movimientos (y epílogo)

El detective fue informado del asesinato. Cogió su pistola y fue en su lujoso coche, del que todos tenían celos, empeñado en realizar una buena empresa. Cuando llegó, el misterio era saber por qué un recién detenido había provocado una herida a su secretaria. Aunque preguntó por si se hubiera descubierto alguna pista, la respuesta fue negativa.

El asesinato se llevó a cabo con una pistola, entre los coches aparcados delante de la empresa. El detenido disparó, dominado por los celos, a su secretaria porque ella estaba follándose a otro. La herida fue mortal. Sin embargo, el detective descubrió una pista: ella estaba sola cuando se cometió el asesinato.

Como si hubiera sido tocado por el Sagrado Misterio, el detective ofreció una respuesta tras hallar una pista telefónica referente a los coches alquilados por la empresa. El asesinato no fue motivado por celos pasionales. Eso no quitaba que el detenido fuera culpable. Era él quien había utilizado la pistola contra su secretaria, sufriendo ésta una herida fulminante.

Sentía celos de su secretaria, era cierto, pero no amorosos. La empresa siempre le concedía el coche favorito del detenido, que ella maltrataba cruelmente, derrapando en cada pista. Esto lo descubrió como si de un detective se tratase. ¿Cuál sería su respuesta? Pistola en mano, optó por el asesinato para calmar esa herida interior que le corroía.

La secretaria bajó a por su coche. El detenido vio cumplida su empresa cuando disparó la pistola. Murió instantáneamente, la herida había sido letal. Los celos se calmaron cuando concluyó el asesinato. Intentó no dejar pista alguna que pudiera dar respuesta de lo allí ocurrido a ningún detective, todo sería un misterio.

Al final, la empresa fue indemnizada. Al detective le felicitaron por haber encontrado aquella pista tan vital y haber dado tan pronta respuesta, sin haber recibido ninguna herida por parte del detenido. Lo que sigue siendo un misterio es por qué nadie iba a recurrir al asesinato por tener celos del coche de su secretaria.

2 Comentarios

  1. por Beb publicado el 24/01/2014  06:17 Responder

    Hola.
    Me gusto el relato, espero que tenga una continuación.

    Saludos!!

    • por Salvatore publicado el 24/01/2014  22:49 Responder

      Muchas gracias. Me alegra que te haya gustado.

      No tenía pensado continuación, porque es más un ejercicio de estilo que otra cosa. Pero seguiré haciendo juegos similares jeje

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada