Pegaso

Se encontraron con olas de hasta más de 20 metros, pero eran una tripulación extraordinaria que no temía los embates de una mar brava.

No temían a la mar, en cambio si temían a su capitán, que los hubiera pasado por la quilla si alguno se hubiese negado a izar las velas.

Él tenía toda la razón, ya que alcanzaron los 200 nudos con aquel pequeño cascarón. Aventajando en más de 100 millas a los demás participantes de la Royal Cap.

El capitán tenía una fe endiablada en su velero y más exactamente en su mascaron de proa, que representaba un caballo alado. Con ese misma goleta y mascaron había logrado vencer en las 50 regatas anteriores. El nombre del barco era “Pegaso”.

Ma Dolores Alvarez

Escribo para revistas literarias como: Reliteraria Deglozel, Cuentos y mas,el Ateneo del Norte y Acantilados de Papel.
Participo todas las semanas en el Concurso de Microrrelatos de la Cadena Ser.

Últimas publicaciones de Ma Dolores Alvarez (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada