LA PAJARITA CURIOSA

Te pico, pico, pico,pico,

te picoteo, teo, teo…

y con mi pico, pico, pico

te hago padecer «mareos»

 

Te pico en todas las «partes»

pero piquitos pequeños…

ninguno te va a hacer daño,

en todo caso… ¡gustito!.

 

Comienzo en tu cabecita

y alguna cana me trago.

creo que es un gusanito

ó una angulita al ajillo.

 

Sigo por tu «pequeñita» frente

… por ahí acabo prontito,

es un camino «cortito», JA, JA!.

Y tus párpados picoteo con cariño.

 

Me encuentro con «gran montaña»

que dos cuevas tiene dentro…

curioseo en los dos huecos

y «algo» saco de provecho.

 

Sigo por tu geografía y….

me topo con un hueco,

que dos filas de marfiles

en sus dos bordes adornan.

 

Dentro hayo algo carnoso, suave,

mojadito, con papilas gustativas,

que me sabe bien un rato y….

cuando saciada estoy me largo.

 

Bajo por tu cuellecito…

sorteando plieguecitos,

como a la comba saltando

me gusta…son suavecitos.

 

En una «sabana» de vello

me pierdo, no me oriento

a la derecha e izquierda,

dos gemelas dunas veo.

 

y… encima de las dunitas

dos pastelitos encuentro

los dos igualitos son, rositas

con una carne blandita, ¡Umm!

 

Luego sigo mi camino y

otro huequecito encuentro

me meto en él y aprovecho

aunque cartel de W.C. no veo.

 

Allí…  «un regalito» te dejo…

que «muy discreto» ha quedado

y según voy caminando…

mis «huellitas» voy dejando.

 

Pues no he podido limpiarme

mis patitas «pringaditas»…

no había papel «del giénico»

y el felpudo ahora lo estoy viendo.

 

Me inmerso en el cañaveral…

y con un dolmen me encuentro

apoyado en lado izquierdo…

muy «chuchurri», ¿de plastilina?.

 

De buen mármol no lo es…

más bien de cemento malo

del que se ahorra hormigón,

vamos…¡una «burda» imitación!

 

Pero… ¡ Atención!… Churri, churri

la voz de una chiquita es, y llama

¡ Churri, Pichurri!… ahí te vooooy!

y le dice: qué ¿echamos una canita?

 

No sé el significado de esa contraseña

fué decirlo y el dolmén «cobró» vida,

Dios! que si cobró, se levanto «cosa fina»

y en un temido monstruo se convirtió.

 

«Aquello en «roca» se transformó.

Más «duro» que  «el mármol bueno»,

«grande» como en los cuentos de Obelix

y…¡qué miedo!, escapé como una «liebre».

 

Volveré cualquier día de éstos, seguro.

¡Vive dios!, esta historia no me pierdo,

me parece muy curiosa… interesante

para contar a mis nietos como un cuento.

 

Menos mal que no he «picoteado»

al  «GIGANTE» de esa selva (¿virgen?)

pues… si en » DRAGON» se convierte

con una lengua de fuego…

 

¡ ME DESPLUMA HASTA LAS CEJAS !

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

2 Comentarios

  1. por H. Purr publicado el 12/03/2014  23:42 Responder

    Este no le había leído, más canalla que el otro, claro que sí :D. No te cortes nunca ni un pelo. Me encantan las descripciones juguetonas y las metáforas voluptuosas, estoy recorriendo contigo ese cuerpo con todo "pelo" de detalles, lo haces genial. Está roto el botón de "me gusta", por cierto, pero... ¡ME GUSTA!

  2. por Victoria Permuy publicado el 13/03/2014  00:28 Responder

    Me alegro, ya ves que soy muy gorrina yo también, últimamente me encanta hablar de guarrerías,
    no sé has leído pedo culo caca pis, me reí muchísimo escribiéndolo, me pasó que lo había escrito el día anterior y sobre la marcha y cuando coy a enviarlo me falla y no pude, al día siguiente me dije si
    no lo hago hoy se me va a olvidar, y empecé, lo que pasa que luego recordaba cosas muy divertidas que por supuesto había olvidado en el momento de escribirla, pero a veces me troncho yo misma, la verdad que esto me parece muy divertido, y el tener contacto con vosotros me gusta "mogollón".
    Un besito.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada