Apocalipsis (S-2.1)

I.

Ya pasó,
pienso en la insensatez,
pero todavía queda el final.

Sabíamos que llegaría
pero miramos hacia otro lado.
Tantas veces…

Entonces nos asustamos.
Y corrimos, nos escondimos,
aullamos en la oscuridad.

Ahora nos levantamos,
salimos de nuestros escondrijos.
Qué quedó alrededor…

II.

Planeta deforme,
tierra agrietada, desértica.
Nos ahogamos en el desierto.

La nada nos reclama.
Nuestros cuerpos se encorvan
por el peso de la realidad.

La piel a jirones se desliza
dejando la carne muerta
podrirse al sol.

Los carroñeros nos devoran.
Gusanos comen nuestras vísceras.
Junto a los demás, me consumo.

III.

Los jinetes pasaron;
la desolación sembraron.

Caemos por nuestro propio peso,
en tumbas que nosotros mismos
cavamos con nuestra desidia.

Cuando el fin llega
tan solo queda
la resignación de la nada.

La vida se extinguió;
la muerte creyó ganar…
pero sólo el vacío satisfecho se quedó.

Últimas publicaciones de Malearisma (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada