MI ADORABLE ENGATUSADOR

¡Qué voy a hacer contigo!

sino aguantarte…

¡Qué voy a hacer contigo!

sino adorarte…

Me matas el cuerpo y alma

a cada momento

y a pesar de todo…

¡te seguiré queriendo!

 

Solamente el pensar en tí

es correr un riesgo…

el peligro de estar pillada

¡eternamente!…

de estar a vuesa merced

hasta inconsciente…

rendida a tus piés

perpetuamente.

 

Me tienes enamorada

¡hastas las trancas!

y de ello te aprovechas

constantemente

haces de mí un pelele

un teleñeco

que baila a tu son

como peonza.

 

Cientos de veces me pregunto…¿¿¿???

que te queda por conseguir, algo pendiente

dímelo ya cariño, que estoy en ascuas

para poder conseguirlo y regalártelo.

 

Aunque pongo en duda que algo te falte

porque en esta vida TODO lo tienes

zalamero eres tú, con tus artimañas

y en tus manos está, ¡lo que desees!.

 

Truhán, que no señor, es lo que eres

te saltas el protocolo como una charca

y encima no caes en ella ni te embadurnas

saliendo siempre impoluto, sin una mancha.

 

Ganando mil… o cien mil batallas

airoso saliendo de todas ellas

viendo al enemigo izar algo blanco

atado a un palo aunque sea una braga.

 

Julandrón, “cabrito” donde los haya

con tu casco, tu escudo, también tu lanza

y decir: aquí estoy… ¡yo con mis trece!

¡vente “pá cá” mi niña, que te he ganado!.

 

P.D./Pero yo solita sin trece ni veinte

algún día podrá, que te haga frente…

y cuerpo a cuerpo te echaré un… pulso

y podrás descubrir que puedo vencerte.

.

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada