TRANQUILO CIELO, TRANQUILO

Que sigas siempre igual eso te pido

no cambies para nada, sé tú mismo

así te quise siempre, así te quiero

repleto de sonrisas y de sueños…

 

No quiero un sólo gesto de tristeza

ni ojos que delaten ni una pena

ahora necesito esa carita…

diciéndome que soy tu pizpireta.

 

Recibir de tí, quiero alegrías

todas, cada una que me brindas

quiero tus carcajadas cada día

sin ellas estaría muy perdida.

 

Sigue practicando tus idiomas

que ahora tienes un poco olvidados

te van a suspender a fin de curso

y te jorobarán todo el verano…

 

No cambies de costumbres, ni de horarios

obedece a los recados que te manden

no seas protestón y tan geniudo

recuerda que para eso te dí clases.

 

El mismo zascandil, el mismo niño

que me hizo enloquecer en un momento

el que me sigue embobando cuando encuentro

el que, aún pasando a millas me lo huelo.

 

Te quiero y necesito como siempre

ni siquiera un poco más o un poco menos

no habrá nada en el mundo que perturbe

nuestro amor y nuestras ganas de querernos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada