¡CIELO!

Me llamaste cielo

y el cielo eres tú…

no sabía dónde estaba

y me llevaste tú allí.

 

Me cogiste de la mano

y con los ojos cerrados

me hiciste subir un poco

y al abrirlos ví una luz.

 

Era el sol entre las nubes

blancas como el algodón

me miraste, te miré

y conocí el cielo azul.

 

Desde que era pequeñita

sólo lluvias, sólo gris

tú despertaste mi vida

que un día quedó dormida.

 

Y volví a ser muy feliz

a sentirma tan querida

por el cielo que sentía

el hacer algo por mí.

 

Y lo has hecho vida mía

me has devuelto la sonrisa

la esperanza, la alegría

que un día sentí por tí.

 

Y aunque pasó mucho tiempo

valió la pena, mi cielo

ahora creo, ahora quiero

lo que en su día  perdí.

 

Recuperar tu cariño

junto al que yo te guardaba

ha sido lo más bonito

que me ha pasado en la vida.

 

Eres tú mi cielo, vida

ese CIELO que ha venido

a salvarme de un infierno

y a creer en el cariño.

 

Te quiero, amor, vida mía

nunca dejaré de hacerlo

gracias a tí MI CIELIÑO

he vuelto a soñar de nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada