El Cielo

Recomiendo fervientemente leer este relato después de haber leido El Infierno (si no lo lees primero El Infierno antes que El Cielo perderás todo el suspense generado).

Me acabo de despertar en este tétrico cuarto de paredes de color carne. No hay luz ni oscuridad, no hace ni frío ni calor. Es como estar en una caja, protegido.

Delante de mí hay un espejo con un marco dorado. Me acerco a él. Es inevitable no acercarse. Me doy cuenta de que el marco es de oro. Mis ojos se posan, sin yo controlarlos, en el espejo. Obviamente me veo a mí, tan bajo, tan fofo, con esos ojos feos… un momento… ¿era yo así de guapo? ¡Yo antes no tenía esos abdominales, ni esa cara de triunfador!

Empiezo a darme cuenta de lo perfecto y adorable que soy. Una sensación de bienestar irrumpe en mi cuerpo. Yo antes no era así, pero el espejo me muestra tal como soy… ¡un ángel! ¡¡Tan guapo y fortachón como un ángel!!

[…]

Con esta sensación de dicha, e incapaz de apartar la mirada, van pasando días y días sin que me dé cuenta, hasta que se abre el techo, como si fuera una caja de zapatos abierta por un gigante.

Tímidamente asoma la cabeza de un niño un poco regordete, pero no por ello feo, sino más bien perfecto. Cuando el niño decide entrar dentro, me doy cuenta de que es un ángel, por las alas.

– ¡Hola! – Me dice – ¡Bienvenido al cielo!

– ¿Yo? – Me sorprende estar aquí – ¿Después de lo que he hecho estoy aquí?

– Si – Ríe el niño – Te llamas Rafael López Ayala, ¿Verdad?

– Si… si – Estoy totalmente desconcertado. Creí que entrar al cielo sería mucho más difícil, tal y como lo plantea la Iglesia.

[…]

Esto es el paraíso. La gente es feliz, totalmente feliz. ¿Cómo puede existir un sitio tan perfecto? ¿Por qué crear la Tierra, un lugar tan imperfecto, tan lleno de locura y odio, si existe este sitio? ¿Acaso Dios disfruta viéndonos sufrir? ¿Soy el único en darme cuenta de cuan absurdo es Dios al hacernos padecer todos nuestros años de vida, negándonos desde el principio este pacífico lugar?

Sinceramente, llevo casi cien días aquí y hasta ahora soy el único que no es feliz. Todo el mundo ríe, todos cantan, todos bailan. En definitiva, todos juegan a un mismo juego: el juego de la felicidad.

Pero ese juego no es para mí. Aborrezco este lugar, aborrezco que todo el mundo sea feliz menos yo. ¿Por qué soy el único que no puede jugar?

[…]

No puedo más… necesito desaparecer… esto es insoportable… ¿Por qué? ¿Por qué no puedo ser feliz? ¿Acaso esto es el Infierno? ¿Este es mi castigo por mis pecados? ¿Este es mi castigo por “mi” pecado?

[…]

Ya han pasado cien años así. Todos los días me arranco los pelos, que al instante vuelven a crecer. Por las noches lloro, aunque aquí las noches no son para dormir, pues nadie conoce el sueño.

– ¿No eres feliz? – Oigo una voz que nunca había escuchado nunca antes, pero que de inmediato sabía quién es. Es Dios.

– ¿Cómo se supone que debo ser feliz…? – Dios me interrumpe.

– Aquí no existe la tristeza, ni la agonía, ni el dolor… tan sólo la felicidad… – Le interrumpo.

– ¿Y cómo se supone que debo ser feliz después de haberla pegado? – Las lágrimas salen a borbotones de mis ojos – ¿Después de haberla violado?

Se hace el silencio, y tras él la oscuridad absoluta.

Autor: Germán Pérez Campo, 3 de Septiembre del 2008

Últimas publicaciones de Pequadt (ver todo)

6 Comentarios

  1. por Pequadt publicado el 04/09/2008  00:22 Responder

    Pido perdón por haber cometido un fallo gordo al haber escrito El Infierno:

    - El pecador se llama Carlos López Ayala.

    Sorry por la cagada :(

  2. por Lascivo publicado el 04/09/2008  00:44 Responder

    ostiassss, o sea k el pecador es este y en el infierno está el santo? o ambos son violadores?
    hum....
    me tienes intrigao, cabron

  3. por articmasteray publicado el 04/09/2008  11:04 Responder

    El final al principio me lo intuia, pero aun asi me ha sormprendido

  4. por Lascivo publicado el 29/09/2008  20:30 Responder

    yo creo k deberia haber una continuación, pequadt
    un "el purgatorio", jaja
    no, en serio, kiero saber k pasa con estos dos hermanos

  5. por champinon publicado el 01/10/2008  17:44 Responder

    No se no se... se me keda el mismo sabor de boca k kon vias de...

    A mi la continuacion.... :S .... creo k el juicio ha terminado y k no se debe estirar mucho mas

Responder a articmasteray Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada