13MESES

…Una realidad mas confusa que la propia existencia…

13mesesrelato1

13MESES

 

Me incita a matar a mis compañeros, no se conforma con una muerte “digna”, me obliga a mutilarlos, a torturarlos, a proporcionarles una muerte excesivamente violenta y sin sentido, sin preguntas ni avisos, simplemente que los mate como si fueran solo trozos de carne que no poseen humanidad, dice que dé rienda suelta a mi ira. Muchas veces pienso que ya están muertos, es la única manera… Otras veces creo que realmente no estoy cometiendo ninguna atrocidad y que solo está en mi cabeza, eso sería lo más lógico, ya que por ese motivo he entrado en este programa de rehabilitación, pero el olor y el sabor de la sangre penetrando en mi boca salpicada de las victimas que perecen a mis manos, ¡eso!, no se puede generar en la mente….

Ayer fue el último día, eso fue lo acordado, “Trece meses y saldrás hecho un hombre nuevo, totalmente curado de tu enajenación, ya no sentirás sufrimiento alguno, las voces de tu cabeza desparecerán, serás una persona rehabilitada y lista para integrarte nuevamente en la sociedad”. Fue tan rotunda y llena de seguridad su exposición que consiguió que firmara el consentimiento y que renegara de cualquier posibilidad de demanda, un estudio experimental, una terapia prohibida y especialmente cara, a la cual yo entregué mi cuerpo y mi alma con la esperanza de salvar a ambos…

Sinceramente no recuerdo como fui a esa cita con el psiquiatra, ni tampoco tener ningún tipo de problema, no recuerdo que tuviera alguna demencia… ¿Esto estará pasándome? ¿Estaba cuerdo cuando fui a la cita o ahora es cuando estoy cuerdo? Mi mundo se ha derrumbado, mi humanidad hace meses que me ha abandonado y solo quedo yo, pero ¿Quién soy yo?…. El recuerdo más reciente que tengo es del primer día de los trece meses, en el cual entré en un edificio, alejado del mundo, donde comencé mi terapia. Después de eso, solo recuerdo gritos, sangre, vísceras, palabras vacías y al mismo tiempo llenas de sufrimiento, de miedos, de súplicas…Tal vez, todos estos recuerdos sean producto de mi enfermedad, de mi locura y jamás tuvieran una procedencia terrenal si no ficticia y todos esos rostros fueran creados por mí en un delirio consciente…

Pero ¿y los cuerpos? Si todo es fruto de mi imaginación mas demente y enfermiza…¿Por qué los encontraron desperdigados por mi casa? ¿Por qué cuando me detuvieron tenía el cuerpo descuartizado de una mujer en mi maletero? Y lo que más me aterra, si estuve 13 meses fuera ¿Cómo llegaron esos cuerpos a mi casa y a mi coche?

Muchas preguntas a las que en estos momentos no encuentro respuesta.

Nuevamente me encuentro confinado en un cuarto, donde terceras personas me vigilan, me dicen lo que puedo y no puedo hacer, otra forma de control, eso sí, menos agresiva que la de mi terapia. Me han comunicado que esta tarde me visitara el psiquiatra forense para evaluarme, otro más…

La hora ha llegado, faltan escasos minutos para la cita. Me han trasladado a una sala pequeña donde una mesa y dos sillas hacen de mobiliario. Por la puerta entra un agente vestido de paisano portando la placa orgullosamente colocada en su cintura, este me dice que no haga tonterías y a continuación, con un gesto firme, hace entrar al Doctor en psiquiatría.

El experto se sienta frente a mí, no me da tiempo a reaccionar y me suelta una pregunta directa y concisa ¿Porqué mataste a todas esas personas?

No contesto, lo miro fijamente, el parece impasible, pero…se quien es, no tiene el mismo aspecto físico, no viste igual, pero sus ojos lo han delatado, no sé cómo pero es el mismo que me ha tratado durante esos trece meses. No sé que pretende, el sabe que el culpable de esas muertes ha sido el, yo solo era un medio con el cual llevarlas a cabo. No pienso contestar.

Pasan unos diez minutos en los que nos miramos fijamente en silencio. Sin previo aviso se levante y se acerca a mí, me dice – Hola numero 13, gracias a mi has logrado conectar con la realidad, no te olvides- con estas palabras abandona la habitación.

¿Por qué hizo referencia a mí como “numero 13”? ¿Qué significa? ¿Por qué dice que he logrado conectar con la realidad? ¿Qué quiso decir?

¿Tal vez que mi grado de enajenación era tal que mi mente estaba a años luz de la realidad y gracias a esos crímenes, que él me había “programado” para hacerlos, conseguí conectar con ella?

Si es así de que sirvió todo, ahora estoy detenido y tal vez sea condenado a una muerte segura…

¿Está sucediéndome todo esto? ¿Es real? No sé qué pensar, ni siquiera estoy seguro de que este escribiendo esto….

Tengo que salir de aquí y encontrar a ese macabro psiquiatra, necesito respuestas….. Esto ya se está tornando en una realidad más confusa que la propia existencia….

Autor: Jose Pérez (Ed)

Últimas publicaciones de losrelatosdeed (ver todo)

3 Comentarios

  1. por rantanplan publicado el 05/05/2009  01:01 Responder

    Un relato muy muy currado, muy elaborado en todos los sentidos. Algo me dice que vas a publicar muy amenudo

  2. por losrelatosdeed publicado el 05/05/2009  15:12 Responder

    Hola Rantanplan

    Muchas gracias por tu comentario.
    Este relato es como el "inicio" de una novela que estoy escribiendo y que espero este terminada a finales de año.

    Por supuesto, seguiré publicando cosas en este extraordinario Blog.

    Un saludo amigo.

  3. por newowen publicado el 17/05/2009  00:36 Responder

    Relatos de Ed... ¿tu apellido no sera Gein no?

    :P
    La verdad es que el ritmo del relato es trepidante, como los cambios de ideas y el cacao del prota.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada