El Marchitar De La Rosa – Un paso mas cerca, un pupilo

Han pasado dos semanas, y la policía local no a localizado al asesino de la rosa, mientras pasa el tiempo, todos los días estoy vigilando los puertos. Mi madre cree que tengo novio, y es mejor que crea que lo tengo por ahora. Nada fuera de lo común, ni en las noches se ve movimiento sospechoso en los puertos, quizá la información sea falsa y tendré que empezar de nuevo.

Estando en el mercado del pueblo un chico roba comida,  el vendedor lo persigue por todos lados, tirando canastas de otros mercaderes y arrollando a la gente. Pero era tanto el desespero del vendedor, que llevaba un cuchillo en su mano. No podía dejar que aquel chiquillo saliera herido de la situación, pero tampoco como mujer debía entrometerme, de esa manera no tuve opción que tomar trapos y cubrirme la cara.

El chiquillo estaba acorralado afuera del mercado, el hombre no piensa detenerse, mientras lo hace solo puedo observar al pequeño, si es tan valiente, deberá salir de esta situación, pero veo al chico tan asustado que no tuve mas que intervenir. Llego en un sonido de viento detrás del sujeto, le tomo la mano quitándole el cuchillo, apretandolo en una llave lo tiro al suelo, y le digo al pequeño que escape. Mientras lo hace me distraigo con hombre y este se suelta. Coge el cuchillo propinándole una herida en el brazo a pequeño.

Me frustro, y golpeo al vendedor dejándolo casi muerto mientras el que pequeño se desmayaba. Lo llevo a un lugar seguro cerca de la costa, una pequeña caballa para sanar su herida. Mientras lo vendo con harapos en agua veo que un barco en mitad de la nada, se muestra mas no se dirige al puerto.

–          Gracias… por salvarme pero debo irme –me dice el pequeño despertando de su desmallo.

–          No es nada solo que no podía dejarte en esas, y no te moverás de aquí.

–          Tengo que irme mis hermanos esperan su comida.

–          ¿Tus hermanos? Es por esa razón que robaste… quédate aquí yo me encargo

Dejándolo solo, miro otra ves el mar, y la embarcación no esta, perdí mi oportunidad de saber quien vendría, ahora no importa,  me dirijo donde el chico me dijo y llevo la comida, es una casa en mal estado que se encuentra en las afueras del pueblo. Cuando entro en la casa no veo a nadie, mas escucho un ruido.

Se que ellos están ocultos, solo les dije que su hermano me envió a darles la comida y la deje en la mesa, no se preocupen el volverá. al regresar vi al chico, estaba en la playa entrenando artes marciales.

–          No deberías entrenar si estas lastimado.

–          No puedo dejar que nada malo les pase a ellos, se lo prometí a mi madre cuando murió.

–          Pero si te esfuerzas así no alcanzaras nada solo lastimarte

–          Lo se pero soy débil, y no tengo la fuerza para defenderlos quiero ser fuerte para defenderlos, quiero ser el que los proteja

Al verlo no parecía en nada al pequeño de esa mañana, y lo entrenaría, en esa playa cada dos días entrenaría al pequeño. Vi en  él espíritu del fuego y sabía que esa llama jamás se apagaría.

Zorro o Kitsune como lo llamo, mejoro considerable mente, y todo no es perdida, conseguí información de unos pescadores que vieron ese día la embarcación. Llevaban cofres nada mas, y que posiblemente eran regalos para el gobierno. pero se que eran semillas de opio. Sabía lo que era, y que si quería saber cuando llegaría mi objetivo, tendría que infiltrarme en una de esas embarcaciones.

 Esa noche espere en la playa, cuando lo veo en el horizonte, decido esperar a ver donde desembarcan. Como lo pénese, no usan el puerto, y se dirigen cerca de una cueva en las rocas. Entro a ver que pasa, y solo veo marineros apilando las cajas, decido subir en una embarcación tapada con sabanas.

Cuando se detiene el transporte, escucho la voz de un ingles, sentí que él tenia que ser mi objetivo así que espere que los marineros subieran al barco primero. Espere que el silencio se hiciera con la noche, entrando como si fuera una sombra, me despliego atreves del barco llegando al camarote principal, se escuchan voces y risas, escucho atentamente.

Cuando escucho la palabra opio, arremeto por la ventana del lugar, y desenvaino mi catana, que una vez más me tenía desesperada con su sed inquietante. Le corto un brazo al marinero que lo acompañaba, el hombre saca su espada y se me enfrenta a pesar de su herida, yo lo bloqueo y lanzo una patada en la cara, moviendo rápidamente la espada corto su torso.

Miro a mi victima, y pregunto con tanta rabia mientras lo golpeaba, él pedía misericordia, no era yo, fuese la misma sensación de la espada en mi.

–          ¿Quien eres, y con quien trabajar en Japón para traficar el opio?

–          Ja ja ja… nunca te lo diré, mátame si quieres no hablare

–          Esta bien lo hare si no piensas hablar –mientras lo amenazo con cortarle la cabeza

–          Esta bien esta bien te diré por que se que no podrás hacer nada el hombre que buscas jamás lo encontraras jamás el esta en Inglaterra y el manda sobre todo Japón

Le corto la cabeza sin mas, y tiro una rosa a sus pies, mientras lo marineros se alertan me escapo nadando hasta la playa, en ella estaba Kitsune, y me ve salir del agua.

–          ¿Eres el asesino de la rosa no es verdad? –me pregunta desconcertado

–          Sabes que te salve a ti, solo te digo una cosa, y es que nadie en Japón y menos los niños serán lastimados por los ingleses nunca.

8 Comentarios

  1. por zadel88 publicado el 30/05/2009  22:35 Responder

    hombre... solo le doy una pequeña recomendación... lea sus relatos antes de montarlos, si, podrá darse cuenta de las comas que faltan (en serio faltan bastantes) y en un par de palabras que le pueden quedar invertidas (parrafo 8, linea 2... creo que es: los pescadores que vieron ese día la embarcación).
    al releer sus propios relatois y darse cuenta de sus errores por su cuenta, mejorará en la redacción y ará mas amena la lectura (que dicho sea de paso, es muy buena exeptuendo los errores ya mencionados)
    Suerte... Éxitos... y siga escribiendo.

  2. por Ninetales publicado el 01/06/2009  01:23 Responder

    ya corregi el pequeño descache, y administre las comas mucho mejor, definitivamente hay cosas que se me escapan JAJAJA Gracias.

  3. por Pequadt publicado el 01/06/2009  12:32 Responder

    Esta muy bien el relato. Al principio pense que estaban en egipto o algun lugar similar (con una discriminacion muy alta hacia la mujer).

    Por cierto, si puedes echale un ojo a las faltas ortograficas (por ejemplo, en el primer parrafo tienes puesto "y la policía local no AH localizado").

    Curioso el Asesino de la Rosa. Espero que haya continuación de sus aventuras :P

  4. por Zilniya publicado el 02/06/2009  14:54 Responder

    Muy interesante la historia, tiene gancho. A mitad del relato queda claro en dónde se ubica la historia, así que intenta describir el ambiente y lugar desde un principio, para ubicar al lector. ;-)

  5. por Ninetales publicado el 08/06/2009  19:37 Responder

    Ok lo intentare, en la primera parte de esta historia el capitulo llamado el Asesino de la rosa, queda mas que calro el lugar, pues como lo publico por capitulos no pense tener que hacerlo pero lo tendre encuenta. Gracias por las correcciones y ya estan hechas JEJEJE.

  6. por Ninetales publicado el 08/06/2009  19:42 Responder

    pues aquellos que quieran la historia;
    primer capitulo:
    Las voces del asesino de la rosa.
    Segundo capitulo:
    Un paso mas serca un pupilo.
    Tercer capitulo(Sale hoy 8 de junio):
    Masacre en la villa,Sentimientos extraños.
    Cuarta parte (Sale lunes 15 de junio):
    Tengo que lograrlo.

  7. por Lascivo publicado el 08/06/2009  22:24 Responder

    sí que engancha! voy a por el tercero.
    (pero échale de nuevo un ojo a las faltas, "desmayar" es con y, no con ll)

  8. por Ninetales publicado el 09/06/2009  06:39 Responder

    GRACIAS esa si que se me fue feo jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada