Fiesta en el reino

Hoy es día de fiesta en el reino, así que me pongo mi mejor vestido y salgo en dirección a las murallas protectoras que rodean la ciudad alta. Cruzo el gran portalón, ahora abierto y vigilado por sendos guardas impertérritos, lanzas en mano, los cuales dejan escapar alguna mirada furtiva a las bellas mozas del lugar…

Las calles están llenas de puestos llenos a rebosar de verduras, fruta, carnes, conservas, frutos secos y otros manjares. También hay hierbas, especias y remedios de toda clase, cuyo aroma se mezcla con el de los alimentos, el olor de las calles y la multitud.

Las tenderas y los boticarios gritan a voz en cuello sus viandas y elixires, mientras suena el repiqueteo de un martillo sobre el yunque, dando forma a espadas y herraduras. A las afueras del castillo, en la plaza mayor, el bullicio abre paso a un grupo de hábiles saltimbanquis, formidables tragafuegos, graciosos enanos y poéticos juglares, todos con ropajes llamativos.

Un gañán con cara de pillo intenta venderme alguno de sus cachivaches entre piropos y halagos no sentidos. Me dirijo más bien a una florista con el cesto rebosante de flores secas y por unas pocas monedas me hago con una hermosa corona de flores azuladas, como mi vestido.

Mientras tuerzo por un callejón empedrado, los niños…

– ¡Riiiiing, pip, pip, riiiiing! – Saco el teléfono móvil y contesto. – ¿Sí?

– …

– No, no estoy en casa, he salido…

– …

– En la feria medieval, por el centro…

– …

– Sí, sí, está muy chulo… ¿Dónde estás?

– …

– Vale, te espero en media hora en la parada del bus.

– …

– Sí, hasta luego… – Le doy al botón de ‘colgar’ y guardo el móvil.

Como iba diciendo: mientras tuerzo por un callejón empedrado, los niños me adelantan en una de sus corridas, equipados con rudimentarias espadas de madera, soñando (como yo sueño) con una época de princesas y caballeros, bribones y vasallos, canciones y leyendas…

Zilniya

Soy Zilniya, humilde escritora por afición que reside en la bella e inspiradora isla de Ibiza. Como el clima mediterráneo de mi isla, puedo ir suave y romántica como la primavera, encontrarme cual melancólico otoño o reír como un sol de verano. Ni en invierno dejo hibernar las ideas.

Últimas publicaciones de Zilniya (ver todo)

5 Comentarios

  1. por Lascivo publicado el 05/06/2009  21:33 Responder

    juas! no me preguntes porqué, pero me imaginaba lo de la feria medieval.
    grande como siempre, Zilniya ;)
    lo que más me ha gustado: la conversación por el móvil

  2. por Pequadt publicado el 06/06/2009  13:13 Responder

    La verdad es que recuerda a la época del medievo :)

  3. por Zilniya publicado el 06/06/2009  18:50 Responder

    Jeje, supongo que se veía venir, estamos en la época de las ferias! :D

    También me interesaba ejercitar un poco el vocabulario típico del medievo, aunque no he logrado encontrar ningún diccionario sobre este por la red...

  4. por yogursinsabor publicado el 08/06/2009  14:23 Responder

    me gusta!!

  5. por vms8 publicado el 08/06/2009  14:38 Responder

    La edad media no fue como os la imaginais, pero imaginar una tierra de fantasía si es bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada