ANTIGUA – 9º día después del Salto. 3 de agosto

9º DÍA DESPUÉS DEL SALTO. 3 DE AGOSTO

Es increíble. Lidia la friki. Tiene un aspecto horrible, casi tenebroso. Aunque, la verdad, no sabría decir si es muy diferente al aspecto que normalmente solía tener. Aunque tan sucia parecía tener un aspecto un poco andrógino.

Su amigo el sacerdote no tenía cara de muchos amigos. Aún así, no era tan callado como Lidia, y nos contó por todo lo que habían pasado. Por lo visto el cura oficiaba misas en la capilla que había en el pasillo que unía las facultades de Física y Química. En un determinado momento, todo se volvió oscuro y se vio en medio de un bosque. Justo igual que nosotros. Caminó durante un día y se encontró con Lidia. Ella nos ha dicho que le pasó lo mismo. Caminaba cerca de la estación de metro y se vio inmersa en la oscuridad. Después, el bosque. Curiosamente, el cura dice que tras la oscuridad sufrió una caída bastante elevada. Nada preocupante, salió relativamente ileso, pero sí que le dolió. Calcula que fueron unos tres metros de caída.

Nuestra perplejidad es cada vez mayor. No entendemos nada. Ni cómo hemos llegado todos a este punto. Al menos el sacerdote ha sabido explicar cómo encontró a Lidia y cómo nos encontró a nosotros. Tras un tiempo andando por el bosque, encontró huellas, nuestras huellas, y decidió seguirlas. Probablemente le sacáramos más de doce horas de ventaja, porque cuando llegó a nuestro primer refugio ya habíamos partido, aunque nuestra hoguera aún humeaba. Lidia por lo visto, actuó de forma similar. Se adentró por entre los árboles y vislumbró un gran claro. La primera noche la pasó en ese claro, pero se despertó antes de que amaneciera y vio la columna de humo procedente de nuestra hoguera. Cuando llegó a nuestro refugio, se encontró con el cura (del que, por cierto, no sé el nombre. Pero ahora está dormido. Como un bebé. Aunque ronca bastante. Mañana le preguntaré). Éste estaba husmeando el improvisado refugio y todos nuestros rastros. Juntos, siguieron nuestras huellas, aunque los pasos de Lidia, que es especialmente bajita, les han debido de retrasar bastante. Por eso han tardado una semana en encontrarnos. También aprovecharon las brasas de nuestras hogueras y los restos de comida que dejábamos para atraer conejos y comérselos. Se las han apañado bien, y el sacerdote parece ser un tipo bastante apañado.

Aún así, nosotros no hemos llevado un ritmo muy rápido. El profesor Martínez-Gordó es bastante corpulento y torpe. Suele tropezarse y se cansa muy rápido. Jolín también supone un hándicap. Suele alternar quejas y miedos, y solemos tener bastantes discusiones. La mitad del tiempo nos exige a Artemio, el bedel, y a mí que trabajemos más y mejor. ¡Y eso que somos los más eficientes!

Sin embargo, Artemio resulta ser sorprendentemente ágil, pese a su edad. Esquiva las irregularidades del terreno como una cabra. Y es muy hábil. Un manitas. El hecho de que sea tan menudo y delgado le facilita mucho las cosas, supongo. Aunque Jolín también es bajito y delgado, pero muy torpe. Resulta hasta gracioso verle cargar con ramas secas para hacer la hoguera. Al menos ha perdido ya el escrúpulo de matar a los conejos. Normalmente preparamos trampas con una camiseta (que llevaba en mi mochila. Es bastante vieja, y le damos un mejor uso así que poniéndomela) y una cuerda que fabricó Artemio. Con hojas por encima, escondiéndonos, y una infinita paciencia, logramos cazar algún conejo. Son sorprendentemente curiosos. Una vez cazados, hay que matarlos. Generalmente les retorcemos el cuello, ante las muecas de asco de Jolín.

Pero en fin, seguimos inmersos en un mar de dudas y de vegetación. Continuamos siguiendo el riachuelo, siempre hacia el norte, sin saber qué nos deparará mañana.

Yizeh. 2009

Yizeh Castejón

Escritor, físico, profesor, capoeirista, innovador. Nacido en Madrid en 1986. Creador de Sopa de Relatos, la web de escritura libre. Editor y autor del libro de cuentos "Sopa de Relatos" y de futuros proyectos. Alumno de h2i Institute.

Últimas publicaciones de Yizeh Castejón (ver todo)

4 Comentarios

  1. por zadel88 publicado el 16/09/2009  13:51 Responder

    La historia va un poco lenta, pero va bien.
    Por otro lado y a modo de pregunta aclaratoria: ¿Handicap no significa desventaja? Me ha llamado bastante la atención ese asunto.

    Insisto. La historia va bien.... seguiré esperando las siguientes partes.

  2. por ameliemelon publicado el 28/09/2009  19:40 Responder

    la verdad es que esta parte podria haberse extendido un poquito para añadir algo mas. puede que en el conjunto no de esa impresion, pero ahora parece un poco de relleno.

    aun asi, estoy ansiosa por saber mas!

  3. por Lascivo publicado el 29/09/2009  23:31 Responder

    paciencia! estoy dando todas las explicaciones posibles para los venideros acontecimientos
    pardiez!

  4. por LBD publicado el 23/10/2009  00:36 Responder

    Handicap significa minusvalía.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada