Esas viudas

Esas historias interminables de príncipes destronados,

por una viuda de hace muchos años,

que siempre soñó con ser princesa,

que siempre quiso no ser una chica cualquiera.

Como esa cenicienta de labios de fresa y tacones de cristal,
de vestido de seda y peinado espectacular,
los príncipes engañados por falsos besos,

 fingiendo ser besos verdadero amor,

De noches de locura con botella de champan sin gas,

y copas de cristal rotas en esas noches de pasiones falsas.
viudas autenticas víboras del amor,

que luego matan a cualquier corazón y lo meten en formón.

Los príncipes fallecen sin piedad,

sin sentir dolor por aquellas que los acaban de matar,
viudas de traje blanco de seda,

de besos de fresa i mirada de cristal que matan sin mirar.

Últimas publicaciones de campomar (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada