El amante que no te tiene

 

No se cuánto tiempo hace que nos conocemos o que intentamos hacer ver que no nos conocemos.

Me fije en ti un día que estabas en el balcón de tu casa leyendo un libro mientras tomabas un refresco, un día que no hacía mucho sol y se podia estar en el balcón sin hacer nada y contemplar la vida como pasaba por la calle .

Encontré que eras muy bonita y tenías un encanto especial, parecía como si te conociera de toda la vida.

 

Al cabo de un par de días nos encontramos al lado de mi casa y nos miramos sin decirnos nada.

Los días pasaban y yo me estaba enamorando de ti sin saber ni tu nombre, sin ni siquiera haber hablado nunca.

Un día paseando por el pueblo te vi y te saludé con un hola muy tímido que no sé ni si me oíste, tú me miraste y con una sonrisa, seguiste tu camino.

Últimamente te veía más que nunca en el balcón de tu casa, contemplando la gente de la calle o leyendo como sueles hacer.

 

Un sábado que no tenía nada que hacer vi que estabas en la parada del bus y yo sin pensarlo me vestí rápidamente y vine a la parada del bus y subí al autocar.

No sabía dónde ibas, pero no me importaba nada, sólo tenía ganas de verte y si el viaje duraba 30 minutos serían 30 minutos que te vería.

La sorpresa fue que no y había ningún lugar vacío en todo el bus y tuve que sentarme a tu lado.

Te saludé y tú  me  devolviste el saludo, no me atreví a decirte nada más, sólo te hice la típica pregunta de si llovería o no.

 

Bajaste un par de paradas más allá de nuestro pueblo y yo hice lo mismo, te segui sin que te dieras cuenta,

El tiempo pasaba y yo te seguía por el pueblo, cuando ibas a comprar o cuanto ibas al bar a hacer un cafe con alguna amiga tuya, quería protegerte y que nadie te hiciera daño.

Hoy cuando he bajado a buscar el correo he visto una carta sin sello y no me hubiera imaginado que fuera tuya. pero al leerla lo he adivinado enseguida.

 

La carta decía:

Hola:

No hace falta que te diga quien soy, seguro que muy pronto lo adivinarás.

Al principio no sabía quién eras, eras un extraño para mí, una persona igual que mucha otra gente que cada día pasa a nuestro alrededor, pero a lo largo del tiempo he visto que eras diferente.

 

Cuánto me miras con una sonrisa en el balcón de tu casa mientras yo estoy leyendo un libro que nunca acaba.

O cuánto me sigues sin hacer ruido cada vez que voy a hacer la compra al supermercado y te paras detrás de mí y me hueles el pelo y te parece como si no me diera cuenta de que estas, pero realmente me excita mucho saber que estas a mi lado y me estás mirando sin que yo te diga nada.

 

Muchas tardes que tú estas en el balcón esperando que salga para mirarme, yo estoy en casa, estoy en mi habitación excitada, e incluso alguna vez me he masturbado pensando que hay una persona que poco a poco ha ido entrando en mi vida y ni siquiera sé su nombre.

Pero sé que es aquella persona que tantos días me ha seguido a muchos lugares, que tanto me ha mirado y cuando yo me giraba hacia él, se hacía el despistado.

 

Espero que esta carta que te he hecho llegar nos cambie la vida y al menos nos paramos uno al lado del otro, aunque sea a hablar del tiempo o algo más, o no, y que todo siga igual como hasta ahora que también es muy excitante, saber que tengo alguien que ni se su nombre, que me sigue y me protege para que nadie me haga daño

Últimas publicaciones de campomar (ver todo)

3 Comentarios

  1. por Anónimo publicado el 04/10/2011  22:13 Responder

    Me sangran los ojos...

  2. por Jimena publicado el 04/10/2011  23:00 Responder

    Campomar, explicas demasiado una lista de hechos y acciones pero no las describes lo suficiente. Si enlazases hechos más especificos y con más personalidad de manera algo más caótica y menos cronológica le darías más humanidad al relato. Por otra parte cuando escribes en primera persona como el personaje a) y luego como el personaje b), por muy corto que sea el relato, debes esforzarte en que no parzcan la misma persona (a menos que el relato en sí lo requiera).

    Como ya te he dicho antes tienes que otorgarle MUCHÍSIMA más importancia a las descripciones. Las oraciones simples y escuetas otorgan ritmo y dinamismo (acción), pero en el argumento de tus relatos nunca hay de eso (generlamnete son estáticos o retrospectivos), asique a menos que te decidas a cambiarlo, que no tienes por qué, no quería ser despectiva en absoluto, por favor, esfuérzate en darle más alma a lo que escribes. Y con eso no quiero decir escribe pretenciosamente, porque eso queda fatal y ya lo has hecho un par de veces en este relato (con el párrafo de la masturbación y con lo del "encanto especial" a palo seco). Es cuestión de práctica. Sigue esforzándote.

    Y ya en un plano aun más subjetivo creo que siempre caes en los mísmos clichés narrativos. No digo que sea malo, pero es definitivamente muy aburrido para tus lectores.

    • por carles publicado el 22/10/2011  09:16 Responder

      Hola jimena:
      me gustaria pedirte un favor:
      te podria poner en contacto conmigo, es que me gustaria que me aconsejaras sobre mis relatos, y si me pudieras ajudar a corregir las faltas ortograficas, es que no tengo muchos estudios pero me encanta escribi pero el corrector del word no me es suficiente y voy aprendiendo poco a poco.
      me email es carlescampomar@hotmail.com

      muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada