El amor del sol

caminaba por ese pastizal,

que no estaba repleto precisamente de sal,

caminaba bajo un gran sol,

que me conducía a tu amor,

sentía su luz en mi piel,

sus besos eran de miel,

sus caricias me estremecían,

podía sentir hasta su risa,

estaba extasiada y feliz,

simplemente no me acordaba de ti,

el sol me hacía sentir amada,

tu ausencia estaba siendo disipada,

el no era simplemente una luz,

era la paz, era el amor que yo necesitaba,

que me hacía falta en mi alma,

la cual me arrancaste de un solo tajo con tus palabras,

degluiste con tus ansias,

y mataste con tus miradas.

pero el sol estaba a mi lado,

dándome la mano sin reparo,

sentía su presencia y su amor,

me hacia olvidar de tu ausencia.

sus palabras me llenaron,

y sus mantos me acobijaron,

su cuerpo estaba a mi lado,

brindándome su confianza y su amor

abrió sus brazos y me abrazo,

sintiendome amada nuevamente

percibí  su calor,

me di cuenta en ese instante,

que tu sólo eras un pobre hombre con temor,

con un gran complejo de edipo

que no encajaba dentro de su alma,

por una gran cantidad de reproches

encarnados en su cama.

 

aixa canosa

Venezolana y española por mi padre, administradora de profesión, etc etc

Últimas publicaciones de aixa canosa (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada