Al pasar la media noche.

Apenas ella abrió los ojos, notó que el lugar en donde cayó dormida se veía diferente. Las palabras de aquél anciano habían sido ciertas.

Sus ojos se llenaron de lágrimas.

-¿Se encuentra bien?- preguntó la pequeña criatura que estaba sentada junto a ella.

Afirmó con la cabeza y sonrió.

-Vámonos de aquí.

Cogió a la criatura entre sus brazos, y conforme los pasos que daba, iba desapareciendo lentamente.

 

“Al pasar la media noche, cuando la luz de la luna bañe tu cuerpo, tu alma será libre”

Melanie Roc

Estudiante. 18 años. Escribe porque es una forma de darle vida a sueños tan locos que tiene frecuentemente.

Últimas publicaciones de Melanie Roc (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada