Casi todo o nada

El botón rojo significaba que la raza humana sería exterminada, el botón verde salvaría a la humanidad, pero esta sería obligada a trasladarse a otro mundo, en el que se regirían bajo las leyes de los seres que lo habitaban.
Todo dependía de mí como representante del planeta Tierra, ahí estaba yo, en medio de aquella sala rodeado de los representantes de otros mundos, me aproximé lentamente a los dos botones y bajo la atenta mirada del creador del universo y de todos los asistentes pulsé el botón verde y pensé, que sea lo que el creador quiera.

Últimas publicaciones de Jose Joaquin (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada