YA ESTAS CONMIGO.

Ya volviste, ya llegaste

y soy tan feliz mi vida

que se refleja en mi cara

la alegría de mi alma.

 

Ya te tengo, ya te siento

rozas tu piel en mi cuerpo

puedo abrazarte y besarte

y puedo verte y tocarte.

 

No hace falta que te sueñe

ahora una realidad eres

y sigues siendo mi vida

el mismo ser al que quiero.

 

Con tu alegría retornas

para regarme la mía

pues te noté tanto en falta

que me volvía hasta loca.

 

Te buscaba y no encontraba

no te oía, ni veía, ni te olía

mi casa estaba muerta, vacía

cuando en ella tú no estabas.

 

Y, te sigo suspirando

como si no lo creyese

ahora velo tus sueños

y no quiero despertarte.

 

Eres mi niño, mi cielo

y haces lo que siempre has hecho

esa sonrisa, esos gestos

que en tí son tan verdaderos.

 

Me haces sentir tan dichosa

con sólo dejar mirarte

que no hace falta que hables

con ellos me dices TODO.

 

Ya sin tí no puedo estar

cuando te vayas de viaje

me meteré en tu maleta

y la cerraré con llave.

 

Yo sóla ya no me quedo

te armaré la “pataleta”

para llevarme contigo

allá donde tú te vayes.

 

Mi amor, bienvenido seas

bien hallado yo te encuentre

de mí nunca te separes

que te echo mucho de menos.

 

Hoy salió todo “redondo”

no puedo estar más contenta

en mi corazón lo noto…

y, ¡no te digo en mi cuerpo!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada