Soñé que amaba

Hoy es de esos días en los que me siento solo.

Un instante de amor vino a buscarme, anunciando el alba. Me sentí tan acompañado, tan descansado, tan comprendido, tan en paz…
Pero lo realmente especial; lo que me persiguió al despertar fue que ese descanso y esa paz no eran míos.

Cuando respiro el nuevo día mi paz y amor permanecen con su sonrisa cansada de vivirme a besos, en la piel en la que derramé mis caricias y en el brillo ajetreado de sus ojos al leer mi alma.

Tengo claro que he despertado, porque lo echo de menos y aun así, atravesando el tamiz de lo real, ese sentir dulce se cuela por mi ventana como los rayos de un nuevo día y me hace soñar despierto. Le susurra a la felicidad de mis días de ahora y como un fantasma oculto en mí tiende sus manos al pasado y al futuro, intentando encontrarlos en un sentido nuevo, en otro sueño hecho realidad, en la paz compartida de dos pieles que se arropan mutuamentente, de dos esencias abrazandose desnudas.

Y como una espina imposible, como el calor de un cóctel que me vigoriza, pero me quema, una amalgama templada de encuentro y desencuentro me abrazará hasta que llegue una nueva noche a recordarme que amé el amor.

Mentalriott

Nacido en Madrid en 1994. Psicología, Criminología y Deporte en las venas. Adoro la literatura fantástica y la música. Escribo por diversión y a veces por necesidad.

Últimas publicaciones de Mentalriott (ver todo)

3 Comentarios

  1. por Victoria Permuy publicado el 10/12/2018  17:22 Responder

    Me encanta el cómo has relatado este sueño de cada noche, ¿verdad o imaginario?, de cualquier manera delicioso. Me encanta leer metida entre las palabras que definen el amor, me gustó mucho. ¡ENHORABUENA!. Un saludo. Victoria.

  2. por Mentalriott publicado el 10/12/2018  18:51 Responder

    Celebro haberte llegado =)
    Es real. Hay gente que ha dejado marca en mi vida y recurrentemente aparece en sueños. Primero como quienes eran (en apariencia y esencia) y después suelen perder parte de su apariencia y casi toda su esencia para convertirse en un símbolo: amor, culpa, inocencia, dios, etc.

    Dio la casualidad que hace no mucho soñé con mi simbolo del amor y que la impresión me duró más allá del sueño. Fue bonito haber sido amado por el concepto de amor.

  3. por Victoria Permuy publicado el 10/12/2018  21:28 Responder

    Imaginaba que era real, por su contenido tan veraz. Me alegro que hayas experimentado esa sensación, ésa más que un sueño... me encantó tu comentario explicándolo tan bien.

Responder a Victoria Permuy Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada