TE BUSCO POR CADA ESQUINA.

Qué difícil se me hace

cada vez que vas de viaje

por cada rincón te busco

y no hay manera de hallarte.

 

Y no dejo de llamarte

aunque en voz baja lo hago

y en mi mente se repite

una y otra vez tu nombre.

 

Y no te encuentro mi vida

y tal es la ansia que tengo

que me desespero cielo

y acabo hecha una piltrafa.

 

Te miro en todos los sitios

te veo a cada momento

pero una vez que me acerco

no estás, todo es un sueño.

 

Y fantaseo contigo

como que estás escondido

y con cuidado doy pasos

por si sales a mi encuentro.

 

Que de repente aparezcas

dándome un susto de muerte

y que te rías de mí

porque eléctrica me quede.

 

Cuando de viaje te vas

y yo me quedo esperando

no te espero…¡desespero!

y verte estoy deseando.

 

Quiero pensar otras cosas

para poder distraerme

y en cuanto quiero intentarlo

sales tú…¡por Antequera!.

 

Por el norte, sur y este

por el oeste también

en el fondo de una taza

o en la cuchara tal vez.

 

Ahí estás tú, en todas partes

en una banqueta o silla

en un sofá (que sigue sin ser de Ikea)

o sentado en la escalera.

 

Eres como mi fantasma

que te huelo, que te siento

pero que al ir a buscarte

sólo una sábana encuentro.

 

Y vacía y fría siento

pero de tu fragancia llena

la caliento con mis manos

esperando que aparezcas.

 

Al menos tú, cuando llegues

que no la encuentres helada

también queda mi fragancia

con ella nos taparemos…

 

¡Cuánto te he echado de menos!

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada