¡EMOCIONANTADA TOY!

Y, después de tantos años

sigues «emocionantándome»

me sorprendes cada día

como nadie lo podría.

 

Esas palabras y frases

esos diálogos intensos

esas cosas tan graciosas

que te salen desde dentro.

 

«Te quieros» inesperados

que a mí me dejan temblando

con la carne de gallina

y con las «patas» de gallo.

 

No las del «rabo» del ojo

sino las piernas, las mías

que como un flan me las dejas

y es que me caigo de culo.

 

A punto de desmayarme

me sujeto a la encimera

y me miro ensimismada

reflejada entre los tarros.

 

Y me parece irreal, un sueño

todo lo que estoy viviendo

cada momento es distinto

en tí, ¡todo es una sorpresa!.

 

Me encanta que me sorprendas

aunque tú, no te des cuenta

me haces muy feliz, mi vida

con todas tus ocurrencias.

 

Sé que me ves mi semblante

y en él, lees mi alegría

como de una novela creada

por tu pluma estilográfica.

 

Así es cómo tú me haces

de felicidad me llenas

solamente ver tus ojos

entras de lleno en mis venas.

 

De ahí van al corazón

al que por tí late y late

por el que por tí palpita

hasta el final de mis días.

 

Todo en tí es magia, amor

y así me la haces sentir

no te cuesta nada hacerlo

la llevas dentro de tí.

 

Todos los días son nuevos

capítulos sin estrenar

montamos el escenario

y todo brota al azar…

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada