MIS DEBERES ESTÁN PENDIENTES…

No sé si tú ya los habrás hecho

podías dejarme copiarlos…

así me sería más fácil

al estar compenetrados.

 

Aunque los sé de memoria

me gusta hacerlos contigo

pues si tengo alguna duda

tu vás… ¡y lo solucionas!.

 

Y nos pondrán como poco

sobresaliente o notable

porque para la matrícula

tendremos que superarnos.

 

Tú, siempre piensa en mí

en que te estoy ayudando

aunque en experiencia ganas

yo sigo muy bien tus pasos.

 

Todo me lo has enseñado

como todo un «licenciado»

todo de la letra al pié…

como estás acostumbrado.

 

De tí aprendo de tí bebo

de tu experiencia alimento

pues así estoy engordando

tengo que ponerme a dieta.

 

Porque, a este paso mi vida

como un globo me pondré

y vas a tener que atarme

a mis tobillos cordel.

 

¡Ay mi profesor bendito!

que no me has puesto castigo

ni con bimbia me has pegado

solo… ¡con otra cosita!.

 

Y, a esos «cachetes» me presto

rauda y veloz a buscarlos

iré, llegando a la meta

con toda la lengua fuera.

 

Fatigada y extenuada

para caer en tus brazos

para besarte los labios

y agazaparme en tu vientre.

 

Y así quedarnos juntitos

yo a tu lado y tú al mío

y juntos haremos tareas

para mejor notas llevarnos.

 

¿Estudias o trabajas?…

 

 

e

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada