Trabajo

Miro mis manos cubiertas de sangre, miro el cielo estrellado que me refleja su rostro. Me abrazo sintiendo frio, cansado me recuesto en la base del puente, mirando su cuerpo. Cierro por un momento lo ojos, quiero dormir, cosa que no puedo hacer, todo lo que pasó esa noche me tenia cansado.

Me levanto sin quitar la mirada de su cuerpo, nada se puede hacer ya, las cosas hechas están. Lo pronto es escapar de las leyes, de la justicia humana y sobre todo de mi mismo. Pensar que ella me llevo a esto, ahora no se que puede sacarme de este predicamento. ¿Tanto la amo, para llegar hacer esto?

En mi coche solo puedo pensar en lo que me lleva ese supuesto amor, nada puedo admitirme, el dolor que embargaba mi corazón me llevo al endurecimiento. Tengo que hacer lo que tengo que hacer, ella no me ama.

El carro se detiene, a mi lado esta su casa. Entro y voy al baño, lavo mis manos, ella no esta por el momento, debo arreglar todo para completar lo que empecé en el puente. Mi cabeza lo pedía y mi Corazón también.

Acostado en la cama la escucho llegar, ella me mira en la habitación. Ni siquiera un saludo, mas sabe que el trabajo esta terminado, se acuesta a mi lado y solo puede verme.

– ¡Bien hecho! –Me dice cínicamente.
– Si, fue algo difícil pero esta hecho, bueno no del todo.
– ¿A que te refieres con eso? -me mira con ira. Al mirarla así de furiosa me afianzo que ella no me ama, solo le puedo decir una cosa.
– Mate… Mate a muchos por ti, me aferre que tus ideas eran las mejores, decidí seguirte. Pero tu no sientes lo mismo que yo, me has utilizado con tu cuerpo y tu voz, es hora que termines como un trabajo mas.

La miro como si en realidad es una broma, mientras ella se levanta y me grita muchas cosas y al tiempo la veo sangrar. Nada se puede hacer, poco tiempo le queda, mi corazón se desangra a la misma velocidad que su herida. Salgo del lugar mientras escucho sus últimas palabras.

– ¡Maldito, Maldito seas!, ¡jamás te ame y así vivirás, tu conciencia te llevara al mismo lugar que yo!, lo entiendes, ¡al mismo lugar, maldito, al mismo!

Camino por la calle, pensando en lo fría que es la vida. Lo frio que pueden ser las personas. La tristeza de muchas otras, y el dolor del verdadero amor.

2 Comentarios

  1. por Lascivo publicado el 14/04/2009  21:07 Responder

    Faltan casi todas las tildes, pero sin embargo, respecto a la historia, creo que es muy buena. Entiendo el asesinato como una metáfora, sobre el fin de la relación, ¿o me equivoco?
    Me ha gustado mucho también el detalle de "Corazón" con mayúscula, en el cuarto párrafo. Le da mucho énfasis.

  2. por Patchoulí publicado el 14/04/2009  21:10 Responder

    opino casi igual q Lascivo, aunq lo de las tildes es muy exagerado, faltan el 90%.
    muy buen relato, de todas formas. Enhorawena.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada