ANTIGUA – 25 de Julio de 2009 (2ª DE 3)

Son más o menos las 11 de la mañana, y llevo como una hora despierto. Me ha despertado Olga, que, como he dicho, estaba durmiendo conmigo. Me despertó con sus sollozos, pues estaba a los pies de mi cama, vistiéndose, y llorando. Parecía reprimir sus lloros, por lo visto para no despertarme, pero al intentar retenerlos le salían aún con más angustia. Me desperté repentinamente y asustado, pues no me esperaba algo así. No es que sea un experto en mujeres, y rara vez pasa lo de esta noche, pero desde luego, nunca había logrado que lloraran. Me acerqué a ella, quien no parecía haberse dado cuenta de que me había levantado. Aún se estaba poniendo la camiseta. La rodeé con mi brazo y la besé en la mejilla, que estaba empapada y sabía salada. Intenté calmarla. Como sospechaba que seguramente yo había hecho algo mal, me sentí culpable, y pregunté miedoso:

–Olga… –susurré–. ¿Qué… qué pasa?

Ella me miró a los ojos y sollozó aún con más fuerza, aunque creo que logré entender un “nada, déjame”.

–Olga, lo siento… Si es algo que yo haya…

Enmudecí. Su mirada rojiza se dirigió a mis ojos y me calló con ella. Le limpié los ojos, aunque esparciendo aún más los restos de maquillaje por sus redondos carrillos. Por su mirada, cargada de culpa, comprendí que no lloraba por causa mía. Intenté preguntar, pero me frenó, colocando sus dedos temblorosos en mi boca.

–Vicen… –empezó, llorosa aún–, estoy embarazada.

Me levanté de un salto.

–Peroperopero… ¡Qué dices! ¡Pero cómo lo sabes! ¡Si nos conocimos ayer! ¡Que no es posible, tía! ¡¿Tú sabes lo que estás diciendo?!

Creo que el verme de repente tan alterado la alivió algo, porque me pareció oír alguna risita de su parte.

–No, tonto… Es de mi novio, Esteban –continuó, con gesto más triste aún.

–Ah… ¿Tienes novio? –pregunté extrañado, a lo que ella contestó con más lloros. Tras unos minutos más en los que intenté consolarla como pude me contestó, entre sollozos.

–Esteban vive en Cáceres. Él no sabe nada. Estoy de seis semanas.

–Pero… Olga, si tienes novio, ¿por qué te has acostado conmigo? Es decir, estás embarazada, ¿no?

–Sí.

–¿Entonces? –interrogué, visiblemente más nervioso. Empezaba a no entender nada, pero asumí que con el gesto de hombros hacia arriba que acompañó a mi pregunta obtendría respuestas.

–Es complicado, Vicen –continuó Olga–. Me enteré la semana pasada y no le he dicho nada a Esteban, mi novio. Aún. Vine a Madrid para hablarlo con mi hermano, y además… Bueno, se me ha ido la situación un poco de las manos, como puedes ver –y con un gesto de su mano indicó el rincón donde descansaban sus arrugados pantalones–. Pero esto es algo entre tú y yo –y concluyó, suspirando–. Y no es la primera vez que estoy con otro.

–Vaya, eso me alivia –interrumpí.

–Oye, te has portado muy bien, ahora no necesito tu opinión –dijo, ya bastante repuesta, mientras se dirigía al mencionado rincón a por el resto de su ropa–. Ni Esteban, ni mucho menos Óscar, se van a enterar de nada nunca.

–Mis labios están sellados, ya lo sabes. Pero…

–No –me frenó, añadiendo una mirada rotunda–. Del embarazo tampoco sabes nada. He venido a Madrid por el apoyo de mi hermano, y porque voy a abortar, lejos de casa. Me lo he pasado bien contigo, pero no significa que necesite tu ayuda –y añadió, con una de las miradas que me descolocaron anoche–. Lo siento.

Así salió Olga de mi cuarto, camino del minúsculo sofá-cama del minúsculo salón, donde revolvió las sábanas. Tras quitarse los restos y manchas de maquillaje de la cara, aporreó la puerta de Óscar, gritando:

–¡Hermanito! ¡Levanta, cacho vago! A ver qué tienes aquí para desayunar, ¿o quieres que le diga a mamá lo mal que me tratas?

Y me dirigió una última sonrisa furtiva mientras se dirigía a la cocina (que también era minúscula) y mientras los ruidos de la habitación de Óscar, compuestos de maldiciones, bostezos y algún pedo, se hacían cada vez más audibles, hasta que éste abrió la puerta.

Yizeh. 2009

Yizeh Castejón

Escritor, físico, profesor, capoeirista, innovador. Nacido en Madrid en 1986. Creador de Sopa de Relatos, la web de escritura libre. Editor y autor del libro de cuentos "Sopa de Relatos" y de futuros proyectos. Alumno de h2i Institute.

Últimas publicaciones de Yizeh Castejón (ver todo)

4 Comentarios

  1. por Champinon publicado el 30/07/2009  21:32 Responder

    No lo has cambiado demasiado, pero si he sido capaz de leermelo dos veces por algo será no?
    Grande grande, quiero k sigas donde yo lo dejé...
    depues de que el monstruoso bicho gigante.... queee noooo, que es broma.... xDDD No hago spoilers

  2. por Zilniya publicado el 31/07/2009  19:05 Responder

    Uhhhh, qué chungo, embarazada, con novio, no es la primera vez que está con otro... Cuando se entere Esteban... O peor, cuando se entere Óscar... XD

  3. por ameliemelon publicado el 09/08/2009  18:55 Responder

    los estoy leyendo tarde, y la verdad es que no se si hay mas publicados. espero que si!!

    estoy con zilniya... embarazada, con novio y con amantes... como sabe de quien es?

    y... como pasamos del año 2009 al 48? o al reves? arg!! voy a buscar el resto de relatos!!

  4. por newowen publicado el 11/08/2009  17:19 Responder

    Menuda situación más embarazosa...nunca mejor dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada