El regreso.

Hacía cerca de cincuenta años que había salido de la aldea para reunirse con sus padres en Argentina, dejando atrás la miseria, pero también los recuerdos de una infancia feliz. En aquella lejana tierra conoció a su marido, con el que tuvo tres hijos, que ya la habían hecho abuela. Sin embargo, ella siempre quiso regresar a su aldea, y hacerlo antes de morir. Ahora, por fin, regresaba a la tierra que la vio nacer, al cumplir su marido la promesa que le había hecho en su lecho de muerte, de que se encargaría de llevar sus cenizas para depositarlas en el humilde camposanto de su aldea.

Prior

Master universitario en PRL. Aficiones: Internet, política, práctica de deportes, micología.

Últimas publicaciones de Prior (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada