Femme fatale.

A ella, estaba claro, le gustaban los chicos malos y aquél era de los peores, le atraían tanto, como a las polillas la luz.

Podía manejarlos con un solo movimiento de cadera. De ella emanaba una sensualidad arrebatadora. Y los chicos malos se volvían dóciles con una sola mirada.  Era una autentica Femme Fatale y como tal, trataba a los demás. Los usaba y luego,  ¡adiós muy buenas!

Pero el chico  tenía algo especial. Asesino  y pendenciero, puede que aquél fuera el definitivo y la atase en corto.

Aunque ya se sabe, siempre llegará quién  lo desplace. Esa es la naturaleza de una “Fatale”

Ma Dolores Alvarez

Escribo para revistas literarias como: Reliteraria Deglozel, Cuentos y mas,el Ateneo del Norte y Acantilados de Papel.
Participo todas las semanas en el Concurso de Microrrelatos de la Cadena Ser.

Últimas publicaciones de Ma Dolores Alvarez (ver todo)

1 Comentario

  1. por Loren Escudero publicado el 12/02/2014  17:09 Responder

    Me ha gustado mucho para cuando el homme fatale?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada