“Boualam de Ifni” de Félix Antolín Hernández Salguero: crónica y crítica de una guerra desconocida.

Cincuenta y tres años después del último choque bélico que enfrentó a España con Marruecos sobre el territorio de Sidi-Ifni entre 1957 y 1958, el escritor barcelonés Félix Antolín Hernández Salguero (1959, Santa Coloma de Gramanet) publica en 2011 su orquesta prima “Boualam de Ifni” con la intención de sacar del olvido una de las más extrañas etapas de la historia colonial española en el sur-oeste de Marruecos. Concitando lo trágico, lo cómico y lo absurdo, el autor delata los secretos de una guerra que fue ocultada por el General Franco y, prácticamente, desconocida por la gran mayoría de los españoles.

En la intriga de esta maravillosa novela, todo empieza durante la alborada del 23 de noviembre de 1957, cuando el Ejército de Liberación Marroquí ataca el puesto frontero de Tabelcut, custodiado por guardianes españoles, prendiendo así la primera mecha de la denominada Guerra de Ifni.

Basándose sobre la experiencia vivencial del cabo Ángel Ruiz, el autor nos va describiendo, en la 1ª parte de la obra, el desarrollo de esta violenta acometida, así como la contraofensiva ridícula y, otras veces, cómica del ejército español en sus tentativas de frenar el avance de los atacantes en el territorio de la colonia. Es una parte que cultiva el género histórico en la medida en que es un mero reflejo de acontecimientos reales de cautiverios, de víctimas sin nombre, de asedios y muy resonantes caídas de puestos militares. Siguiendo en este mismo renglón, se trata de una parte cuyas páginas se erigen como unos espejos cóncavos en que se proyecta la silueta de muchos rebajamientos esperpénticos y viles condiciones en que los soldados españoles se ven constreñidos a batallar. La “esperpentización” del ejército alcanza su cenit cuando sus integrantes, además de hambrientos, ahítos y mal vestidos, para pasar la noche tienen que amontonarse en una angosta cuadra de cabras “que apestaba a mierda (…) y estaba plagada de pulgas” (p.101) y, luego, en un corralito de gallinas.

La 2ª parte del argumento es pura ficción literaria con clarividentes visos y características de la novela de aventuras. Es un entretenido entramado que el autor supo tejer con gran maestría y con una imaginación feraz y apabullante. Con ecos de la novela “Imán” de Ramón José Sender (1930), relata la historia de una estremecedora y larga huida de una escuadra de soldados siendo perseguidos por el Ejército de Liberación, pero guiados por un policía nativo en las ásperas y nada insospechadas montañas del territorio. Además, es una fase que contrapone la fuerza del destino que es perecer en el campo de batalla y el fuerte instinto de supervivencia. La rivalidad que no se dilucida hasta el desenlace final de la novela en el cual los dos enemigos se entrecruzan en un cruento combate que no concluye sin dramatismo y extrema violencia.
Es una parte compuesta de todos los ingredientes del suspenso capaces de estresar, sofocar y divertir al lector.

Por Mustapha Handar

Mustapha Handar

Docente, traductor e investigador sobre literatura e historia de ámbito hispano-marroquí.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada