SABES CÓMO ALEGRARME.

Creo que vives en mi cabeza

y sabes lo que ella piensa

y a la vez que ésta lo hace

dispuesto tú me complaces.

 

Es en el mismo momento

es casi en el mismo instante

y las pilas tú te pones

para realizar mis sueños.

 

Eres mi mago de siempre

desde que nos conocemos

de mí sabes tanto cielo

que adivinas lo que pienso.

 

Y me conoces tan bien

que con mirarme a los ojos

sabes lo que yo deseo

y lo que a mí me apetece.

 

Hoy me diste mucha alegría

pues no contaba contigo…

y, aunque no lo había pensado

¡me sorprendiste cariño!.

 

Y cuando te dí las gracias

por ponerme tan contenta

dijiste:¡cuánto me alegro!

y  así…¡pensamos lo mismo!.

 

Estamos tan conectados

que el teléfono nos sobra

también cartas y poemas

escribo… ¡para mí sola!.

 

Para que no se me olvide

que te quiero, que me quieres

necesito tener pruebas

de este amor tan verdadero.

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada