¡YA ESTÁS AQUÍ, CONMIGO!

Ya estás conmigo y no te suelto

te abrí mis brazos nada más verte

y encerrados en ellos te mantengo

para tenerte conmigo en mucho tiempo.

 

Mis mimos guardados en algodones

los abrí hoy para entregártelosesos

y los besos que en miel tenía conservados

para tí los he abierto con sabor intenso.

 

Estás guapo mi vida, como siempre has sido

todavía más me he enamorado

no me canso de verte y venerarte

y la baba a raudales me va cayendo.

 

¡Guapísimo mi cielo, cada vez te veo!

tu sonrisa me recuerda cuando eras pequeño

esa cara de pillo que sigue acompañándote

sigue en tu cara como si te la hubieras tatuado.

 

Me gusta y disfruto, mirándote en silencio

con curiosidad de saber lo que estás pensando

imagino mil cuentos, varias historias

para vivirlas contigo y disfrutándolas.

 

Los dos juntos hasta un infinito cierto

queriéndonos tanto que no tenga fín

amarrados los dos a nuestras cinturas

mirándonos arrobados con nuestro amor.

 

Completamente embobada

desorientada, sin rumbo…

sin los puntos cardinales

sin saber si voy… o vengo.

 

Como en trampa sin salida

atrapada entre tus brazos

soy feliz y nada añoro

salvo estar siempre a tu lado.

 

Te quiero, mi bello y mi dulce niño

como jamás a nadie he llegado a querer

mis recuerdos haces que sean peremnes

de mi vida contigo, has hecho mi hogar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada