El Marchitar De La Rosa – Masacre en la villa, sentimientos extraños

Kitsune no ha vuelto al entrenamiento, se bien que él me tiene rencor. No lo juzgo, la policía lanzo una trampa para que aquellos que tuvieran algo de fé en mi, se perdiera por completo en la masacre en la villa.

Todo comenzó ese día, en el cual estaba vigilando que llegara mi objetivo a los puertos, una noche que volvía al pueblo, cerca a la villa donde vive Kistune y sus hermanos, comenzó a incendiarse, la misma policía estaba atacando la villa. Sin que nadie se diera cuenta comenzaron a tirar ramas empapadas de aceite a los techos de cada cabaña, al ver esto solo pude alertarme he ir a detenerlos.

Sin que me vieran me deslice hasta dos guardias, y los derribo, pero algo raro comencé a sentir en mi interior, mire la funda donde estaba mi espada, comenzó a sentir sed. Una sed insaciable que no podía controlar, a pesar que esos dos guardias estaban noqueados, tenía una necesidad de cortar sus cuellos. No podía controlarme cada ves mi mano se acercaba a la empuñadura, cuando escuche la voz de gente que gritando.

Mire mi alrededor ya muchas caballas estaban incendiadas, otros policías llegaron, y gritaron el asesino de la rosa, esta aquí atrápenlo, después me di cuenta que estaba rodeada por cinco hombres. No podía moverme, mientras las otras casas se caían en ceniza, la gente gritando y corriendo muchos vieron esa escena, y gritaban en mi contra, querían que fuera atrapada.

De repente dos hombres vienen a mi, no podía matarlos ellos eran japoneses, pero de nuevo escucho mi espada decirme esas palabras.

–          Tengo sed, dame de beber muero de sed, ¿Por qué no me das de beber? Tengo mucha sed la deseo ahora –con una voz que me entregaba a mi desespero.

–          No, no puedo, no puedo hacerlo, ellos son japoneses no puedo matarles.

–          Soy tu alma quien habla, y tengo sed, ellos traicionaron al país tienes que castigarlos, ¡dame de beber ahora!

Mi espada es desenvainada, cuando abro mis ojos veo sus cuerpos caer, pero al verlos no siento otra cosa que la necesidad de matar. Veo sus cuerpos como si no fueran mas que escoria, los otros tres hombres se abalanzan contra mí, envaino mi espada y con un movimiento rápido la desenvaino creando una ráfaga de aire, tirando a uno de ellos al suelo, de inmediato salto y lo atravieso en el corazón. Otro de ellos intenta golpearme lo detengo con mi funda, y le corto la cabeza, el otro salió corriendo.

Me levanto del lugar y todo se ve en  un rojo amarillo, el calor me opacaba la vista, sentía la sangre de esos hombres en mi rostro. Mi espada empapada, la envaino y siento como si no fuera yo, escucho mas pasos, los aldeanos han huido, eso pensé pero un grito me hace entrar en si. Una pareja estaba atrapada en su cabaña con sus niños, no podía hacer mucho tenia que romper parte de la casa, pero cuando lo intento escucho el grito de otras personas atrapadas en los campos rodeados por el fuego.

No sabia que hacer así que decidí romper parte de esa cabaña, esta pareja y sus niños escapan y decidí encaminarme a los campos, cuando la mujer grita que su niña esta todavía adentro. No puedo hacer más que entrar por ella, la encuentro en una habitación totalmente cubierta por el fuego, la saco del lugar sin que sufriera daño. Se la entrego a sus padres, cuando veo el sol salir en medio del alba, cuando lo vi supe que los otros habían muerto, sin mas fui a los campos, mire, estaban una anciana y una mujer totalmente quemadas, el sol hace su aparición.

Mi cuerpo se adormece, tengo unas quemaduras en mis manos y una en un brazo, la mas grande que tuve era esa. Solo queda enterrar los cuerpos de aquellos que murieron, el juicio de Dios será a ellos. Al enterrarlos, miro que un chico estaba espiando a lo lejos, no le di mucha importancia, en ese momento supe que mi lucha era más grande de lo que pensaba.

En las noticias, de ese día se dice que el asesino de la rosa causo la muerte de 37 personas y 13 niños en la villa. Los pocos que tenían algún respeto por mi se perdió en el instante, sacar a los ingleses no será fácil.

Ahora lo se, aquel chico era Kitsune. Él vio mi herida en el brazo aquel día de la masacre y lo vio también en la playa, mis brazos descubiertos. No me fije en mi error, ahora se que no puedo involucrar a chicos como él.

Me sentía como un insecto diminuto en la mitad de un mar de sentimientos. Cuando veo a kitsune venir a mí, pensé que vendría a cobrar venganza, creyendo que yo mate a sus padres, veo que llora y corre golpeándome.

–          Se que no fuiste tu, lo se, mi madre me conto todo, ella lo vio, vio todo…

–          ¿Que quieres decir?

–          La bebe que rescataste era mi hermana yo estaba en el bosque esa noche, a ella la encontré tirada en la calle con cortes en su espalda, mi padre no estaba allí, mi hermanita en sus brazos, mi padre volvió, y moribundo me dejo a cargo de mis hermanos,  yo solo quiero protegerles y creo en ti.

–          Gra… gracias, Kitsune… gracias –le di un abrazo, sentí un sentimiento que jamás había sentido, me sentía débil pero fuerte, y el ocaso cerraba este capitulo, el cual no recordare jamás.

7 Comentarios

  1. por Lascivo publicado el 08/06/2009  22:40 Responder

    bueno, me ha gustado mucho, pero me tienes descolocado. Da la impresión de que lo has escrito del tirón y de que no te has parado a corregir muchísimos fallos ortográficos. De hecho, no tengo muy claro si la falta de comas y puntos en muchas frases es parte de tu estilo o son simples despistes (pero me da la impresión de que rompe las estructura de la mayoría de las frases). En todo caso, me gusta, la historia es muy buena, es muy buen relato. Y aunque por lo que te he dicho me ha costado mucho seguir el hilo, creo que me he enterado más o menos bien. Espero con impaciencia el siguiente capítulo.

  2. por Ninetales publicado el 08/06/2009  22:52 Responder

    GRACIAS por el comentario, de hecho muchas de las frases parecen romper el hilo de lo que se dice, es la base y las dudas del personaje, donde es narrda la historia, ciertos errores ortograficos los corrijo con word, mas hay cosas que se me saltan y se le saltan al word, seguire mirando esas pequeñeces para mejorarlas.Gracias intentare no cortar el hilo tan abrubtamente. Creo que ahcen falta puntos suspensivos que demuestren la duda de quien narra.

  3. por Lascivo publicado el 08/06/2009  22:56 Responder

    te entiendo, el word es una auténtica porquería de corrector, corrige lo más esencial, lo ortográfico, pero es incapaz de analizar la gramática de una frase.
    Pero oye, a mí me gusta el estilo que tienes. Aunque creo que es más difícil de leer, es muy peculiar.

  4. por Pequadt publicado el 09/06/2009  01:03 Responder

    Lascivo tiene razón en todo xD
    El relato es muy bueno, pero tiene demasiados fallos ortográficos (por ejemplo, la frase "dame de beber muero de sed" no tiene mucho sentido, y te faltan tildes en muuuchas palabras...). Yo repasaría la cuestión ortográfica, ya que pierde atractivo.

  5. por Ninetales publicado el 09/06/2009  06:37 Responder

    Gracias por el comentario, definitivamente las tildes es mi nemesis, pero la frase no tiene sentido ahora mas adelante se sabra por que dice "dame de beber muero de sed" es que ese es el objetivo, en el primer capitulo llamado las voces de el asesino de la rosa, te complemetara mas de esta frase.

  6. por Zilniya publicado el 09/06/2009  14:05 Responder

    Muy buena la historia, lo ambientas perfectamente, pero eso, búscate algún corrector más eficiente, te echará una buena mano con las tildes y la ortografía. También fíjate bien en la concordancia entre verbo y sujeto (los dos en singular o en plural) y los tiempos verbales (no puedes referirte a un mismo suceso con un verbo en pasado y otro en presente). Son cosas importantes sin tener en cuenta el estilo personal, porque facilitan mucho la comprensión. En lo demás, concuerdo con Lascivo, tu estilo es original y transmite la forma de pensar propia del personaje (por la historia anterior, creo que era una chica, no? Mola!)

  7. por Ninetales publicado el 10/06/2009  18:34 Responder

    efectivamente es una chica, haun que soy hombre pienso que las chicas tambien tienen parte en la historia, como ella que es la principal. Y gracias por el consejo en esas me pongo a buscar un corrector mas eficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada