Prisionero

-Capitán Sarcor, el sector 4C ha sido tomado, acá tiene el informe de la batalla –

el veterano guerrero tomo la parva de hojas, las poso sobre el escritorio, apoyo un codo sobre la mesa y comenzó a hojear las fojas.

-¡Cabo!-

-¡si señor!, ¿que se le ofrece?-

-Según este informe tenemos un prisionero alienígeno bajo custodia-

-Correcto señor, esta algo maltrecho, pero consiente, lo tuvimos que doblegar entre dos para poder capturarlo, esta raza es bravía, para lo frágil que son sus cuerpos –

-bien prepárenlo, quiero interrogarlo inmediatamente –

-Bien señor, lo hare llevar a la sala de interrogatorio de inmediato-

Sarcor golpeo los papeles contra el escritorio, logrando una alineación perfecta de los mismos y con cuidado los dejo a un costado, se puso de pie y salió de la especie de carpa dorada que servía de comando general.

Entro decidido a la sala de interrogación, miro a el alienígena de los pies a la cabeza, no pudo evitar un gesto de asco al ver las formas de la criatura, sentada con los brazos atados por las muñecas

-con que este es uno de los seres que nos dan tanto dolor de cabeza, no se los ve muy peligrosos-

-sí, pero a pesar de eso, han lograda derribar innumerables flotas de asalto y cada vez se vuelven más efectivos en sus pequeños ataques –

-bien bien, y al menos se comunican de alguna forma-

-emiten una especie de sonidos, varían según la zona pero según los expertos poseen un lenguaje bastante complejo, similar a los que utilizábamos nosotros en la antigüedad-

-hay alguna forma en la que pueda comunicarme con él y hacerle algunas preguntas-

-está en camino el profesor Prius, que le servirá de traductor, ha estado investigando algunas transmisiones y ha llegado a entender algunos de los sonidos que emiten –

El nuevo personaje entro en la sala, saludo con la cortesía habitual ante un soldado del rango del Sarcor ,-¡Capitán! a sus órdenes-

El capitán algo molesto y con cierta indiferencia saludo al escueto profesor con cierta altanería, los bichos de laboratorio no era la clase que más simpatía le traía.

-bueno dígame que entiende de este desagradable bicho, que es lo que está diciendo ahora-

Por detrás el aprisionado alienígeno no paraba de gritar y zarandearse de un lado a otro tratando de quitarse las amarras que lo mantenían casi inmóvil.

-Señor creo, que está emitiendo una cantidad de insultos, mesclado con una declaración acerca de lo errado del ataque –

-bueno, quiero que le diga esto, pero que no le queden dudas a esta bestia lo que le digo –

-bien señor, tratare de ser lo más claro que pueda-

El imponente capitán se paró cerca del prisionero, con la vos alta casi a los gritos comenzó su discurso, miro al intérprete esperando la confirmación de que estuviera listo.

-el planeta nos necesita, poseemos la tecnología para limpiar hasta la última gota de vida sobre el suelo, dejen de luchar y les prometemos dejar una pequeña colonia para garantizar la existencia de su desagradable raza , en ella pueden hacer sus atrocidades que acostumbran ,este planeta ya ha sufrido mucho de la enfermedad de poseerlos como huéspedes, es una necesidad universal librarlo de su infección, ese espíritu de destrucción que se extiende a ustedes mismos debe ser erradicado del universo-

El alienígena escucho atentamente la traducción de lo que el capitán había pronunciado, mientras se calmó, termino la traducción y quedo en silencio, el profesor miro al capitán, con timidez dijo –creo que lo entendió señor, pero no veo que reaccione –

El alienígena comenzó a emitir un sonido repetitivo, mientras abría la boca de par en par, el capitán miro curioso al profesor

–Que está diciendo-

-No se señor, creo que es un sonido que emiten cuando se alegran por algo –

Luego de unos segundos de riza, comenzó a emitir un sonido tras otro, el profesor comenzó a escuchar atento tratando de entender lo que decía, mientras asentía con la cabeza cada vez que hilvanaba una frase coherente.

-Señor , si no le entendí mal le diré lo que dijo la criatura, bien según cuenta asienta que son una raza que se ha encargado durante muchos años de matar, lastimar, odiar y vencer todo lo que se ha propuesto, y se han convertido en verdaderos especialistas en eso, nada en el universo es tan bueno para exterminar como la humanidad , la tierra en su planeta y lo defenderán con la última vida sobre la tierra, no dejaran nunca de pelear  y jamás se someterán a las demandas de ningún invasor –

Fuera del recinto se escuchó un estruendo, un asustado soldado entro a los gritos -¡Nos Atacan!-

Una ráfaga de metralla callo sobre el capitán y el profesor , este último murió al instante , el capitán quedo tendido con el viscoso cuerpo  sobre el piso una de las extremidades se apoyó sobre la rodilla del Teniente Mich ,que tenía ya una mano libre y estaba en proceso de liberarse por completo, se puso de pie y miro al capitán que agonizaba en sus últimos minutos de vida ,le apoyo la bota sobre lo que parecía la cabeza y con una mueca de asco dijo– ¡Que horribles son estas cosas! –

-Teniente Mich, la misión fue un éxito, gracias al trasmisor incrustado en su cuerpo pudimos saber el lugar exacto de su cuartel general, el continente completo ya es nuestro –

 

Últimas publicaciones de danielpodesta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada