Bicicletas y cervezas

Eh tío te acuerdas cuando bebíamos como cosacos?

Cuando nos importaba una mierda un amarillo mas un amarillo menos?

Cuando rozábamos la muerte subidos en nuestras motos?

Cada golpe recibido era un lección aprendida, cada cicatriz no era mas que el principio de un largo aprendizaje a no dejarse golpear otra vez.

Pasan los años… y todo pesa, es viejo, decadente, casi molesto llevar tu propio cuerpo, ahora sales de fiesta con sumo cuidado… tus relaciones ya no son como eran antes, follando en cualquier lugar en cualquier momento y te la sudaban si miraban… ahora te remilgas, te cortas si tu chica te pide juegos en medio de la calle.

Aun recuerdo esos callejones oscuros y mohosos y sus tacones llenos de barro, empapados por el sudor del látex nervioso irregularidades en la linea frontal de mi »responsabilidad», donde quedo todo ese no miedo a lo prohibido? estas son las consecuencias de crecer solo? así es como un rebelde se vuelve hombre? porque si es así… no se que pensar.

Solo me quedo aferrado a esa imagen de mi con 16 años montado en una bici y gritando una canción de doble V por medio de Sevilla y sin miedo a las criticas…

Últimas publicaciones de korvral (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada