La reencarnación.

Estos días de otoño, andando por el campo, compruebo como multitud de insectos se afanan en almacenar alimentos. Veo como pasan, a mi lado, grandes ratones y conejos y, por todas partes, huelo la peste nauseabunda de la materia descompuesta, lo que no apreciaba en mi vida anterior, antes de haberme reencarnado en un vulgar escarabajo.

Prior

Master universitario en PRL. Aficiones: Internet, política, práctica de deportes, micología.

Últimas publicaciones de Prior (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada